prótesis dental

Las prótesis dentales se utilizan para reponer las piezas perdidas y así devolver al paciente su estética y función masticatoria. Es importante tener en cuenta que cuanto antes se repongan los dientes se evitarán problemas mayores como: el movimiento del resto de los dientes, un mayor desgaste, caries, pérdida de hueso…

PRÓTESIS FIJA

Es aquella que el paciente no puede quitarse ni ponerse: es una prótesis inmóvil. Se apoya o bien sobre dientes o bien sobre implantes (irán cementadas o atornilladas a éstos).
Podemos tener diferentes tipos:

  • Corona o funda unitaria: es una restauración individual para una pieza dentaria. Reemplaza la cabeza natural del diente, devolviéndole su estética y funcionalidad.
    Para ello debemos preparar previamente el diente sobre el que va a ir la restauración. La corona o funda unitaria se adhiere al diente con unos adhesivos dentales o cementos.
  • Puente: es una serie variable de fundas o restauraciones que se realizan cuando tenemos un espacio entre dientes. Dependiendo de los dientes que falten, el puente será más largo o más corto. Las fundas van unidas entre sí, formando un bloque. Para rehabilitar una zona sin dientes mediante un puente necesitamos que al menos exista un diente anterior al hueco y uno posterior, que deben ser piezas sanas y fuertes. Estos dientes se tallan y posteriormente serán enfundados o coronados incluyéndolos en el puente. La opción de rehabilitar una zona de la boca mediante un puente supone un método fiable, estético, cómodo y rápido.
  • Prótesis fija sobre implantes: sigue la misma mecánica que sobre dientes, teniendo en cuenta que los implantes son la mejor opción para sustituir la raíz de un diente natural. Ante la falta de una pieza dental se colocaría un implante, y sobre éste se colocaría una funda.

Ante la falta de dos o más piezas dentales en un mismo tramo, se colocaría un número determinado de implantes y, sobre estos, un puente.

Esta opción es ideal en situaciones donde nos faltan los dientes más posteriores, ya que no podemos cogernos a ningún diente natural.
En ocasiones, dependiendo de las condiciones del paciente se pueden colocar implantes suficientes para reponer toda una arcada de manera fija.

PRÓTESIS REMOVIBLE

Son aquellas que el paciente puede retirar de la boca y volver a colocar por sí mismo cuando sea necesario. Tienen dos grandes ventajas: se pueden limpiar en cualquier momento y se pueden utilizar para rehabilitar cualquier tipo de boca. Hay dos grupos, dependiendo de si la rehabilitación es total (todos los dientes) o parcial.

  • Removible completa: se utiliza cuando no hay ningún diente en el maxilar superior o en la mandíbula. Es una prótesis completa o dentadura. Están hechas de resina acrílica y se sujetan mediante un efecto de ventosa.En esta situación podemos aumentar la retención y disminuir el tamaño de la prótesis utilizando implantes como anclaje.Sobredentadura removible sobre barra de implantes:

Sobre dos implantes en arcada inferior:

  • Removible parcial: se utiliza cuando hay que rehabilitar un tramo de la boca sin dientes. Necesita que haya dientes que estén sanos y fuertes a los que sujetarse. Se pueden fabricar con el cuerpo metálico (esquelético) o con el cuerpo de resina (parcial acrílico), y pueden rehabilitar desde la ausencia de un diente hasta casi el total de los dientes. Este tipo de prótesis debe limpiarse tres veces al día utilizando un cepillo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies