La ortodoncia lingual consiste en colocar todos los brackets por el lado interno de los dientes, quedando libres las superficies visibles. Actualmente está revolucionando el mundo odontológico y cada día es más utilizado. El resultado es idéntico al obtenido a través de la ortodoncia convencional, pero añadiendo ciertas ventajas:
Los brackets se pegan en la superficie interna del diente y no son perceptibles. Esto hace mejorar el tratamiento a nivel estético y por ello es la primera técnica de brackets invisibles.
La ortodoncia lingual es el tratamiento idóneo para casos de ortodoncia muy complejos.
Es un tratamiento completamente personalizado, ya que los brackets del “sistema incógnito” se realizan a medida, permitiendo obtener resultados predecibles y estéticos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies